DEL MOTE


Yo vengo del lado de oruro
del pago de la diablada
adonde uno se enamora
de las mujeres casadas.

Con una bolsita de maíz
que le llaman sarapata
y una panza de vicuña
para tejer unas mantas.

No te olvides si vas
para el norte
llégate hasta Tucumán
y así comemos un mote.

En Salta cachando coca
pitando cigarro chala
y cuando voy a Jujuy
armamos la cacharpaya.

Esa es vida de los pobre
busca consuelo en la farra
y se olvida de la pena
cuando siente una guitarra.

No te olvides si vas
para el norte
llégate hasta Tucumán
y así comemos un mote.